1. El comienzo de la aventura…

Se que no es la mejor forma de empezar la historia pero no se me ocurre otra.

Resulta que hará poco mas de 4 años y sin entrar en mucho mas detalle, descubrí un bulto del tamaño de una canica sobre uno de mis testículos, no me hizo ni p–a gracia encontrar algo por esa zona ya que mis conocimientos de medicina se limitan a la serie médico precoz.

Acudí al médico para saber que podía ser, al realizarme la exploración me dijo que el bulto era un hidrocele, es decir un bulto de agua el cual no tenía gran importancia, pero que en el otro testículo tenía un varicocele, que es lo mismo que decir que tengo el testículo como las piernas de la abuela, entonces nos hizo la gran pregunta:

“Tenéis hijos ?
“Ahora mismo no pero en algún momento nos gustaría ser padres claro”
“Pues yo me pondría a ello, ya que el varicocele puede afectar mucho al recuento espermático”.
En ese momento me quede blanco, un hijo ? ahora ? ya ? casi me da algo.

Me hice un seminograma, un recuento de espermatozoides, y tenía toda la razón el doctor house, resulta que tenía una Oligozoospermia moderada, es decir un número de soldaditos bastante deficiente.

Como la única solución de mejorar la situación era operando, intentamos buscar a un buen urólogo para ello, ya que la zona requería manos expertas. Finalmente programamos una visita para empezar con el proceso.

NO OLVIDÉIS SUBSCRIBIROS!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s