11. El día mas largo de mi vida…

Hace unas semanas mi mujer tuvo que viajar a Madrid por motivos laborales y claro esta el monstruito se tenía que quedar con alguien y quien “mejor” que su padre, anda que si lo llego a saber…

Como el niño solo come de la teta (suerte que tienen algunos), durante varias semanas de antelación al día D, mi mujer al mismo tiempo que le daba de comer al niño con un sacaleches de Medela  iba rellenando botes cual central lechera asturiana la pobre y todo para que cuando al niño le entrara hambre le pudiera dar biberón con la leche de mamá. Por suerte lo de darle la leche con el biberón ya sabíamos que no iba a ser problema ya que en el estreno de Star Wars VII (somos un poco frikis,lo se) le dejamos el bebe a la suegri,  con todo el tema de la leche, fue nuestro conejillo de indias y la verdad es que la prueba fue todo un éxito, el niño se limito a dormir y a comer sin molestarse lo mas mínimo de que le cambiaran el seno de su madre por un biberón que tiene que ser como beber agua chupando un globo. jejeje

Llego el día D, mi mujer me dejo mas leche en el congelador que botellas hay en el Alcampo. A primera hora cogió un taxi y se fue hacia el aeropuerto, yo lógicamente que hice? irme a casa de mi madre que entre ella y mi padre aun estando cuidando de mi sobrina de 1 año seguro que me podían echar un cable, aunque fuese al cuello.

La verdad es que el día se paso bastante bien y rápido, entre que la abuela del niño que no se que tiene que es la única que lo duerme en brazos y el abuelo achuchándole cuando se despertaba así los abuelos disfrutaban como cochinillos en un charco. Mi mujer tenía previsto llegar sobre las seis y media o siete de la tarde, pero al mediodía me llamó diciendo que ya había acabado y que iba de camino al aeropuerto para intentar cambiar el billete y volver antes, que bien pensé, ya mismo esta la madre aquí y si se pone tonto pues ella lo calmará…. A las cinco de la tarde me llama … y después de tenerlos mas de una hora dentro del avión los han bajado a todos porque el avión en cuestión tenia problemas con los frenos, ríete tu de Alonso y su Mclaren. Total que al final cogió el avión que desde el principio tenia que haber cogido.

Un inciso, yo tengo una aplicación donde se puede ver todos los aviones que están volando en el momento y si se sabe el numero de vuelo o compañía puedes localizar el avión que te interese, pues bien yo tenia localizada a mi mujer perfectamente y vi que ya estaba de camino, yo ya había vuelto a casa y estaba solo todo hay que decirlo, al poco de despegar el avión de mi mujer el niño se durmió encima mío y pensé ‘OLE OLE!’ que mientras se hecha la siesta y se despierta tranquilamente la madre ya ha llegado… pues va a ser que no.

En ese momento averigüe que el niño tiene un microchip instalado y nota la presencia de su madre este donde este, voy a explicar mi teoría, resulta que el niño esta dormido plácidamente con una cara de “angelito” y cuando en mi superaplicación veo que el avión de mi mujer aterriza en Barcelona, PAM! el niño se despierta con una sincronización que ni los relojes atómicos. Y es aquí cuando viene el momento drama… al despertar no se despierta como lo ha hecho las otras 8 veces durante el día de forma tranquila, calmada, con esa cara de sobaos que se les queda que no pueden ni abrir los ojos que no sabes si tienes un hijo o un oso perezoso, se despertó como si llevara sin comer desde que nació, la virgen, no lo había visto chillar así nunca me daba hasta miedo tocarlo por si se volatilizaba, el problema viene cuando yo, listo de mi, tenia la leche que me dejo mi mujer congelada ya que en mis calculos iba a estar su madre para la siguiente toma, pues ya me podéis imaginar descongelando bajo el grifo lo mas rápido posible la leche con la banda sonora mas potente del mundo de fondo, cuando lo consigo descongelar se lo caliento al baño maria, por cierto me he dado cuenta lo que llega a tardar en hervir el agua cuando lo necesitas, y cuando la leche ya esta bien de temperatura cojo al niño y se la intento dar con el biberón, pero claro esta, el amiguito durante el día a comido estupendamente del biberón pero ahora que le toca a su padre darle de comer con la desesperación de ambos, tanto la suya como la mía, ha decidido que no quiere biberón, retorciéndose y chillando cada vez mas, si si chillando, así que intento localizar a mi mujer para saber cuanto iba a durar esa tortura y me dice que como el acceso del aeropuerto a casa esta cortado por obras el taxista se ha metido por el interior cogiendo todos los semáforos, maldito lerdo el tío, no se puede ser mas tonto y no pa un rato, pa siempre. Tras mas de 40 minutos, por fin llega a su madre y nos encuentra en unas condiciones dignas de ver, el niño chillando como loco con unos lagrimones que le caían que casi tengo que ponerle chubasquero al perro y a mi que no lloraba por orgullo… pero todo paso, la mamá le dio el pecho y se quedo como si nada hubiese pasado. Yo tardé algo mas en relajarme, claro esta que conmigo no usan el mismo método…
NO OLVIDÉIS SUBSCRIBIROS!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s