15. En busca de la Trona perfecta

Como el bollete ya empieza a mantenerse sentado, por decir algo ya que como te descuides o se tira para atrás cual saltador en las olimpiadas para hacer un mortal con 3 tirabuzones invertidos o se pliega hacia delante que ni un mueble del Ikea sin montar lo supera…decidimos comprar una trona. 

Aquí viene la gran decisión de la madre por que con otra cosa no pero con la trona desde el momento en el que se quedo embarazada lo tenía bastante claro pero ha ido cambiando de idea constantemente.

Primero le gusto la Trona Flexa ya que es evolutiva y el diseño le gustaba mucho, aunque a mi sobrina le compramos la Tripp Trapp silla de Strokke que también es evolutiva no le convenció y la verdad no recuerdo porque, pero la cuestión es que la Flexa era la mejor y punto.

Al poco tiempo de nacer el bebe ya me fue cambiando de opinión sobre la Flexa, que si la bandeja no se que, que si las patas se abren mucho y seguro que molestan, etc… así que se fijo en otra, no me preguntes cual porque del nombre de esta si que ni me acuerdo, supongo que no me acuerdo ya que volvió a cambiar de parecer rápidamente.

Un buen día me dice: “Vamos al Corte Ingles que vamos a mirar las tronas”, a mirar… que mentirosa. Llegamos al Corte Ingles y me enseña las que hay expuestas, habéis odio bien, ella me las explica no la dependienta, con todo lo que la amiga se había leído podía quitarle el puesto a cualquiera de las de allí si consiguiera entender como funcionan las maquinas prehistóricas que siguen usando en el Corte Ingles. Por cierto alguien sabe porque narices no les ponen unas Tablets to guapas? Quedaría mucho mejor, incluso vi que aun tenían la maquina esa de copiar la tarjeta para pagar… jajajaja

Sigo con lo mio, después de explicarme trona por trona y por supuesto de meter al bollete en cada una de ella, como si pudiera elegir… inocente, a que no adivináis con cual nos quedamos? Con la Tripp Trapp de Strokke!! el porque del cambio, porque le gusto los colores nuevos que acababan de sacar, y por supuesto el “vamos a mirar las tronas” se convirtió en ya hemos comprado la trona… de hay lo de mentirosa.

Pues ríete tu de los muebles del Ikea, pues no me costo montar la dichosa silla y eso que solo tiene, literalmente, ocho tornillos por cada lado. La complicación es que como solo son dos laterales unidos por tres travesaños y las baldas para sentarse se movía mas que el diablo de Tazmania hasta que consigues mas o menos estabilizarla, y por lo menos a mi me paso que he tenido que aflojar y apretar unas treinta veces por querer mover las baldas, claro esta que con dos personas sería más fácil, yo que soy un rebelde sin causa…

Después de tanto mirar y pensarlo hasta que se decidió, me dice que para la casa de la abuela con la del Ikea tiene de sobra, tocate los…

NO OLVIDÉIS SUBSCRIBIROS!!!!

4 comentarios en “15. En busca de la Trona perfecta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s