16. Baby-led weaning

Cuando el bollete hizo 6 meses lo llevamos a la revisión que le tocaba y a que le vacunaran, al acabar la visita la enfermera nos informo que había que empezar a darle de comer solido, eso si en papilla. En un momento nos planeo cada comida del niño durante los próximos meses, pero cuando digo planificar me refiero al nivel de: por la mañana 100 gramos de verdura con 50 gramos de patata, al medido día 50 gramos de calabaza con aceite, etc. la virgen que estrés. Nos dio la planificación de la comida del niño hasta la comunión creo, según parece para ir introduciéndole alimentos poco a poco por si es alérgico a alguno y eso si en papilla para que se acostumbre para cuando sea viejo y no tenga dientes para masticar.

Nosotros teníamos claro que no queríamos seguir ese método al pie de la letra, nosotros decidimos seguir un método llamado Baby-led weaning, este método consiste en que como el niño aun toma leche de su madre y de ahí saca todo el alimento necesario para seguir creciendo, todos menos el hierro, la alimentación es algo complementario. Me explico algo mejor, en nuestro caso después de que el coma, nos sentamos en la mesa, el en su trona con nosotros, y al mismo tiempo que nosotros comemos, un día le damos pan con aguacate, otro día una fresa, otro día un plátano, etc. el niño no se va a comer la pieza entera, simplemente le sirve de experiencia y para coger costumbre y habilidades.

Claro es que al realizar este método hay que estar atento por que al principio no saben gestionar del todo bien los trozos grandes que le puedan entrar en la boca y no es plan que el niño se quede azul como un pitufo por no poder respirar. Nosotros también le damos papilla pero en vez de dárselas cual viejo en una residencia, le dejamos la cuchara a el para que el solo vaya aprendiendo a coordinar y meterse la comida en la boca.

No os voy a engañar, esto no es le doy un trozo de carne y un tenedor y ya se pone a comer como un marques, es complicado y se ha de tener mucha paciencia ya después de comer en vez de comer un bebe parece que a comido el diablo de Tasmania, pero vale la pena, nuestro bollete ya gestiona muy bien los trozos de comida y si alguno es demasiado grande el solo lo escupe hacia afuera, se defiende bastante bien con la cuchara, es decir, casi siempre acierta en la boca… jejejeje también tiene bastante dominada la técnica de beber agua del vaso, del vaso abierto me refiero y no a esos vasos con boquilla que sirven de criadero de bacterias, eso si, algunas veces falla la sincronización manos-boca y se echa el agua por encima como si de un concurso se tratara…

NO OLVIDÉIS SUBSCRIBIROS!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s